23 junio 2014 Belleza

¿Cómo y cuando cortar el pelo de tu bebé?

Por Estel Vilaseca
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
pelo_bebe_72

Cuando se es madre “primeriza” nos enfrentamos a un montón de primeras veces para las que nos asaltan otro montón de preguntas. El corte del pelo podría parecer algo corriente, pero el hecho es que tijeras en mano más de una hemos desistido ante el miedo de dañar al bebé o hacerle un estropicio. Pero entonces… ¿Cómo lo hacemos?

Iris del Sol es la responsable de las jornadas de peluquería que organizan en el club social de crianza La Marelle. Dos veces al mes corta el pelo a los más pequeños a un precio popular de nueve euros y en un entorno amable en el que es fácil hacerlo. Las fechas no se escogen al azar, sino que se programan los cortes de pelo en al última fase de la luna llena, porque así, dicen, les crecerá más fuerte. “Vienen muchos niños a quiénes se les corta el pelo por primera vez”, nos explica Iris, “el truco es ir rápido, porque enseguida se aburren. El corte lo hago cuando están distraídos”, prosigue. Libros y juguetes ayudan a distraerlos para efectuar ese primer corte: “Lo bueno es que aquí en La Marelle los niños no sienten presión, cambia mucho cuando están en la onda familiar, esto se agradece”.

Xènia Molins regenta una original peluquería exclusiva para niños que cuenta con el sello de aprobación de “mamaproof”. Pepe Peluquitas, un concepto de peluquería divertida, está diseñada para hacer sentir a los pequeños como en casa, con ipads y un montón de juegos para conseguir tener a los niños quietos durante los minutos que dure el corte. Todo está pensado hasta el último detalle: línea de productos capilares Equave Kids de Schwarkopf y secadores que no queman.

pepe_peluquitas

En su 5º 1ª Salón de Belleza, Juan Calet nos explica que no cobran el primer corte profesional a los hijos e hijas de sus clientas y aunque entiende que haya gente que prefiera aventurarse en casa con esta tarea añade: “Yo no lo haría, soy el peluquero!”, responde divertido. Juan nos recomienda hacer el primer corte a partir de los ocho meses cuando los bebés tienen el cráneo más duro. “Lo ideal es rapar el pelo, así se deja atrás la pelusa de bebé y aceleraremos la crecida del pelo de niño. A veces este corte lo hago a tijera, para algunos padres resulta menos agresivo”.  Pero por supuesto cada niño es un mundo, su hija tiene poquito pelo y aunque se muere por hacerle una trenza de espiga tendrá que esperar. Sobre los estilos más demandados: “en esas edades, es más cosa de los padres, ellos tienen poco que opinar”, pero sí que siente que algo cambia en ellos: “A todos nos afecta que te hagan algo, aunque sea un disfrute fugaz”.

Créditos:
Ilustración de Judit García Talavera
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *