26 mayo 2017 En casa

DIY Huerto Urbano: mini carteles de pizarra para nuestras hierbas aromáticas

Por Deli Gómez | @delidlux
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

En plena primavera ya, qué mejor momento para llenar la casa de flores y plantas y, por qué no, para hacer nuestro pequeño huerto urbano con hierbas aromáticas.

Uno de los materiales que más me gustan para hacer manualidades es la pintura de pizarra (blackboard paint), y los que me seguís sabréis que la uso para todo ya que además de permitir personalizar cualquier cosa, puede aplicarse sobre cualquier soporte (papel, cartón, cristal, plástico…). Es precisamente con esta pintura con la que haremos mini carteles para identificar las plantas de un pequeño huerto urbano.

Seguro que habréis visto estas mini pizarras de madera en bodas, en cumpleaños y en muchas celebraciones para marcar platos, para avisos, para fotos, para numerar mesas, identificar bandejas, comida, y para un sinfín de usos.

Partiendo de cartón o de madera, os enseño cómo hacer estas pequeñas pizarras para identificar nuestras hierbas aromáticas.

 

Qué materiales vamos a utilizar

  • Planchas finas de madera, rectangulares o de cualquier otra forma.
  • Cartón (si no tenemos planchas de madera).
  • Pintura de pizarra.
  • Un pincel.
  • Pinzas de madera.
  • Depresores de madera.
  • Pistola de pegamento

Paso a paso

Si disponemos de pequeñas planchas de madera (que se encuentran en cualquier tienda de manualidades), lo primero que haremos será pintarlas con la pintura de pizarra.

Os aconsejo forrar los bordes antes de pintarlas, pues así crearemos un efecto “marco” que hará que queden más bonitas. Para ello, yo he usado un poco de washi tape, que se retira fácilmente sin estropear la superficie.

Otra alternativa si no tenéis planchas de madera es recortar varias piezas de cartón duro y proceder de igual forma (forrar los bordes y pintar). Lo bueno del cartón es que podremos darle la forma que deseemos.

 

Os aconsejo dar al menos dos capas de pintura de pizarra.

Yo, además, he utilizado una troqueladora para redondear las esquinas.

Una vez pintados los cartelitos, sólo falta pegarles con la pistola de pegamento una pinza o un palito de madera (como los depresores), de forma que la pizarra pueda engancharse a la maceta o introducirse en la tierra.

Y por último, sólo nos queda pintar con un poco de tiza la pizarra: un dibujo, el nombre de la planta o lo que se nos ocurra. Todo vale!

Personalmente, me encanta tener un pequeño huerto de plantas aromáticas en la cocina, pues además de ser de lo más decorativo, nos permite disponer así de hierbas frescas que podremos utilizar en la preparación de platos o bebidas.

¿Os gusta la idea de tener en casa un mini huerto de aromáticas?

 

 

 

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *