7 febrero 2019 En casa

DIY: Macetero sostenible

Por Deli Gómez | @delidlux

Reciclar, reutilizar, reducir, recuperar… no son sólo palabras de moda, sino hábitos que debemos practicar e inculcar a los pequeños de la casa para cuidar el medio ambiente y contribuir a un mundo más limpio y sostenible. Porque todos somos responsables a la hora de cuidar nuestro planeta.

Todos conocemos los efectos negativos del plástico por su difícil eliminación, así que, con el propósito de reutilizar un envase de plástico y darle una segunda vida, os enseño un DIY muy sencillo con el que los niños también aprenderán que un producto aparentemente inservible como una botella de refresco vacía puede convertirse en un objeto útil sólo usando nuestra imaginación.

Os cuento los materiales que vamos a necesitar y el paso a paso que hemos seguido.

Materiales:

  • un envase de plástico de refresco
  • un cúter y tijeras
  • pintura acrílica y pincel
  • rotuladores permanentes

Paso a paso

Para este DIY vamos a elaborar un macetero a partir de una botella de refresco de plástico.  Para ello, nos basaremos en la figura del osito de Tous, que será el motivo central de nuestro macetero.

En primer lugar, cortamos la botella dándole la forma que deseemos. Las figuras de animales quedan muy bien en estas botellas, pues la base que tienen se parece a las cuatro patas de un animal. Uno oso, un gato, un conejo, un cerdito… sólo hay que dejar volar nuestra imaginación.

Una vez recortada la botella, el siguiente paso es pintarla. Podéis hacerlo con pintura acrílica (que es bastante resistente) o con spray. Nosotros hemos elegido la  pintura acrílica porque queríamos hacer partícipes a los niños de todo el proceso de reutilización y reciclaje, y para ellos siempre resulta más divertido y fácil pintar con pincel. En cualquier caso, conviene darle al menos dos capas de pintura.

Cuando la pintura ya se haya secado, sólo queda decorar el macetero: con los rotuladores permanentes, dibujando los detalles, o incluso pegándole algún pompón u otro elemento decorativo que se os ocurra.

Además de maceteros, estos botes os pueden servir como divertidos porta-lápices o para cualquier otro uso que se os ocurra.

¡Espero que os haya gustado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *