22 octubre 2018 En casa

DIY: Una guirnalda de miedo para Halloween

Por Deli Gómez | @delidlux
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Se acerca la noche más terrorífica del año y con ella os traemos un sencillo DIY para decorar la casa: una guirnalda de miedo.

Os cuento qué materiales vamos a necesitar y cómo la hemos hecho.

Materiales:

– Cartulinas de colores (naranja, blanco, negro).
– Rotulador negro.
– Un cordel.
– Pistola de pegamento.
– Cola blanca.
– Pintura dorada.
– Purpurina dorada y roja.
– Hojas secas.
– Una escoba de fibra vegetal o un palo y ramas secas para hacer nuestra propia escoba.
– Tijeras, lápiz y pincel.

Paso a paso

Una de las cosas que no pueden faltar nunca en Halloween es la decoración en casa: guirnaldas, telas de araña, esqueletos colgantes y las famosas calabazas, que  sirven para dar ese toque terrorífico a cualquier hogar y crear ese ambiente “de miedo”.

Lo primero que necesitamos para hacer nuestra guirnalda es dibujar sobre las cartulinas los motivos que queramos colgar: murciélagos, fantasmas, castillos encantados, esqueletos, calabazas… todo vale.

Basándonos en el osito de TOUS nosotros hemos creado nuestros propios motivos, siempre con ese toque especial “de miedo”.

Otra de las cosas que para mí nunca puede faltar en una decoración de Halloween es el toque otoñal propio de la festividad, y que conseguimos utilizando palos y hojas secas como motivos de adorno.

Para nuestra guirnalda hemos utilizado hojas secas que decoramos con pintura dorada y purpurina.

Pintamos en primer lugar las hojas con pintura dorada y, una vez secas, les aplicamos con pincel una capa fina de cola blanca y purpurina.

Para conseguir un bonito color otoñal de Halloween, hemos mezclado purpurina roja y dorada.

Ahora que tenemos listos todos nuestros motivos, nos queda pegarlos con la pistola de pegamento al cordel del que irán colgados.  Nosotros hemos preparado cuatro mini guirnaldas que colgarán de una escoba de bruja. 

Podéis comprar la típica escoba de fibra vegetal o confeccionarla vosotros mismos, tal y como hicimos nosotros, con un palo retorcido y unas cuantas ramas secas. 

Espero que os haya gustado esta sencilla manualidad tanto como a nosotros y os deseo una ¡TERRORÍFICA Y MUY DIVERTIDA NOCHE DE HALLOWEEN!

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *