30 julio 2015 En casa

Ideas DIY: polos refrescantes

Por Silvana del Val

Ahora que las temperaturas empiezan a subir es importante mantenernos hidratados. Además de tener siempre a mano la botellita de agua, los polos pueden ser una forma divertida y original para refrescarnos. Fáciles de hacer, puede resultar también una buena manera para que nuestros pequeños tomen fruta. Hemos buceado por la red en busca de propuestas originales que vosotros mismos podáis adaptar a vuestro gusto.

01 | De batido de frutas

Ideas DIY: polos | TOUS Baby

En formato zumo o bien batido, son muy sencillos de hacer y muy sanos, ya que al contrario de los helados, no contienen azúcar. Si los haces de un sólo sabor, solo tienes que verter la mezcla de 1 de fruta batida por media de agua en el recipiente y ponerla en el congelador. Si quieres hacerlos de más de un sabor, como la propuesta de Cute DIYS, tienes que verter la primera cantidad, ponerla en el congelador durante una hora, y verter la segunda y esperar entonces de 5 a 6 horas. Así obtendrás polos tan apetitosos como los de la imagen. En ese caso, han optado por hacerlos con vasitos de plástico y palitos de madera, más fácil, imposible. Los de la foto se han hecho con batido de frambuesas, espinacas, mangos y plátano.

02 | Con trozos de fruta

Ideas DIY: polos | TOUS Baby

Absolutamente estéticos, estos polos que nos proponen desde Martha Stewart causan sensación. Con una preparación que no requiere más de 15 minutos y seis horas de congelador, el resultado es espectacular. Para hacerlos como los de la imagen necesitarás para cada polo: un trozo de melocotón, una rodaja de kiwi, unos poquitos arándanos, un par de fresas cortadas por la mitad y zumo de uva blanco (mosto). Es importante que los trocitos queden bien apretaditos para obtener el efecto deseado. A partir de las 6 horas ya podrás disfrutar de ellos. Hasta 2 semanas en el congelador.

03 | De yogur de frutas

Ideas DIY: polos | TOUS Baby

Algo más calóricos pero igual de apetitosos son los polos de yogurt de frutas. Puedes optar por mezclar tu mismo la fruta, el yogur y un poco de miel, como nos explican en este tutorial de Cookie and Kate. Dependiendo de si preferimos más o menos dulce, añadiremos más o menos miel. Nos recomiendan usar yogur sin desnatar o incluso leche de coco para obtener polos más cremosos y con menos hielo. Por supuesto, si vas con prisas, siempre puedes comprar un buen yogur con trozos de fruta y congelarlo directamente. Importante que sea cremoso.

04 | De horchata

Ideas DIY: polos | TOUS Baby

Otra opción refrescante y más local que de buen seguro traerá muy buenos recuerdos a algunos. En La mujer del fotógrafo…es química, nos proponen un polo de yogur de horchata. Elaborado con chufas, que se dejan en remojo toda la noche para triturarlas el día después, agua, azúcar y yogur griego. Para una versión menos cremosa y más rápida, puedes congelar directamente en las poleras una buena horchata, tal y como nos cuentan en Entre Barrancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *