12 mayo 2019 En casa

DIY: cómo hacer un atrapaluz o suncatcher 

Por Deli Gómez | @delidlux

A la caza del sol.

Ya os enseñé aquí cómo hacer un atrapasueños, un adorno típico de la tradición norteamericana utilizado para proteger a los niños de malos sueños. 

Esta vez os muestro cómo crear un sencillo atrapaluz o suncatcher, un adorno parecido en forma de pequeña cristalera colgante, que sirve para absorber la luz y reflejarla a través de sus cristales. Según la filosofía oriental del Feng Shui, colgados en un pasillo o en una zona que conecte varias habitaciones sirven para transmitir la luz y equilibrar la energía del hogar. De lo que no hay duda es de que estos objetos son muy coloridos y que quedan bonitos en cualquier rincón, además de que pueden ser una manualidad divertida para hacer con los niños.

Aunque estos atrapaluces suelen hacerse con diferentes cristales, yo os propongo un DIY mucho más sencillo hecho con papel celofán y papel de seda de colores.

Os cuento qué materiales vamos a necesitar y el paso a paso para hacer nuestro atrapaluz.

Materiales:

– una cartulina negra

– la plantilla para el atrapaluz

– papel celofán o de seda de colores cortado en cuadrados pequeños o triángulos

– un cúter y tijeras

– papel adhesivo o forro adhesivo para libros

– cuentas de colores (opcional)

Paso a paso

Lo primero que tenemos que hacer es elegir el diseño que tendrá el atrapaluz. Se pueden hacer redondos, en forma de mandala, de corazón, o con cualquier otro diseño que nos guste. Para nuestro atrapaluz nos basaremos en la figura del osito de Tous abrazado a un arcoíris.

En primer lugar, imprimimos nuestra plantilla o la dibujamos sobre un folio para, a continuación, pasarla a la cartulina negra. Si disponéis de un dibujo ya impreso, podéis utilizar papel calco para copiar vuestro diseño.

Una vez tenemos ya la figura dibujada sobre la cartulina, con tijeras o cúter vamos recortándola, dejando los huecos donde irán nuestros “cristalitos” de colores.


Para que resulte más fácil para los niños la tarea de pegar los trocitos de papel celofán o de seda, se nos ocurrió utilizar papel adhesivo transparente, del que se usa para forrar libros. Para ello, pegamos nuestra plantilla sobre el papel adhesivo, con la cara del adhesivo hacia arriba, de forma que puedan pegarse los papelitos sin dificultad. 

Como alternativa, podéis recortar vuestra figura directamente sobre papel de acetato, que es más grueso, y sobre él pegar con cuidado los trocitos de celofán o decorarlo con alguna cola de colores o pintura translúcida.

Una vez decorada la figura a nuestro gusto, el siguiente paso es cubrir el atrapaluz con el papel adhesivo, de forma que las dos caras adhesivas del papel queden pegadas entre ellas. Eso sí, asegurándonos de que no quedan burbujas.

Por último, sólo nos queda recortar los bordes, siguiendo el perfil de nuestra figura.

Si lo ponéis cerca de una ventana o donde los rayos del sol lo atraviesen directamente veréis que reflejos tan bonitos se crean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *