25 noviembre 2014 Mama & Kids

La experiencia de Reyes Crous

Por Estel Vilaseca

En un inmenso piso del Ensanche barcelonés nos recibe un viernes Reyes y su pequeña troupe: Lucía de tres años y Guille de 13 meses. La mirada intensa de la mayor no pierde ni un solo detalle de nuestra visita, mientras el hermano pequeño nos seduce con su sonrisa explosiva. A Reyes, abogada de profesión y mamá por segunda vez, se le nota la veteranía mientras explica con entusiasmo como Lucía y Guille le han cambiado la vida en todos los sentidos. Primeras veces, familia, conciliación, descubrimiento y amor son algunos de los temas que sobrevuelan nuestro paseo por su hogar mientras cae la tarde.

La maternidad hay que vivirla para darse cuenta de lo que significa.

¿Cómo ha sido tu experiencia de ser madre?
Cuando te dicen que vas a ser madre realmente no sabes qué significa. Lo vas aprendiendo a medida que pasan los días, los meses. Hasta que caes en la cuenta de que para tu hija yo soy lo que mi madre es para mi…y ahi es cuando entiendes la responsabilidad que tienes. Desde que nació Lucia y luego Guille, cada día es un descubrimiento, es emocionante ver como por ejemplo como va explotando su personalidad. Tiene muchas facetas, es divertido y a la vez cansado, y por supuesto supone un cambio importante: cambian prioridades, cambian las rutinas, cambian los horarios. Yo me adapto a ellos, pero ellos también tienen que adaptarse a nosotros. Hay que encontrar un equilibrio…pero la verdad es que es una pasada.

Imagino que no será lo mismo la primera vez que la segunda
Con el primero te fijas en cada progresión del niño, en cada detalle, cada pequeña cosa. El segundo embarazo me pasó volando y el primer año de Guille también. Los segundos son supervivientes (ríe). Como madre vas más tranquila, todo lo que hace el segundo ya lo ha hecho el primero. No es la primera vez y las primeras veces son impactantes. La gran diferencia es que ahora son dos y hay que buscar espacio para cada uno. Y en cuanto a su relación de hermanos, es bonito ver como ya juegan mucho juntos. Aunque haya peleas, cuando los ves reírse juntos y jugar se te cae la baba.

¿Te lo imaginabas así?
No me había hecho ninguna idea de lo que significaba ser madre o tener hijos. Hay que vivirlo para darte cuenta de lo que significa: por la novedad, el sacrificio, el darlo todo por ellos, el cambio de vida que supone…eso lo ves a medida que vas avanzando. Pero va tan rápido que cuesta imaginar el siguiente paso.

¿Qué has aprendido?
He aprendido que hay que tener mucha paciencia. de hecho, no se si lo he aprendido o estoy en trámite. También he aprendido a volver a jugar como una niña, a inventarme y crear juegos para todo. Siempre me ha gustado inventarme cuentos…y ahora he aprendido a desarrollar un sexto sentido para convertir cualquier negociación, cualquier rutina en un juego, en una canción, en una distracción para ellos y así conseguir que se acaben la comida, que entren en la bañera….También se aprende a equilibrar en qué plano está cada uno de ellos, y tu y la pareja, pues es difícil encontrar esos espacio pero es necesario hacerlo porque sino es muy fácil que tus nuevas responsabilidades te absorban. Esa conciliación entre pareja, uno mismo, amistades y los hijos es importante para tu salud mental.

¿Qué consejo darías a las mamás primerizas?
Lo que me diría a mi misma…tener mucha paciencia! Intentar no sobreprotegerlos, que no siempre es facil, permitir que se desarrollen como personas autónomas…y que aprovechen porque no te das cuenta y enseguida son muy mayores. Ayer Lucía era un bebé y hoy ya tiene 3 años!

Y un consejo útil que te hayan dado…
Bueno, quizas no es tanto un consejo como una advertencia. Me lo dijo mi padre cuando me quedé embarazada de Lucía. Me dijo, te lo pasarás bien, disfrutarás…pero que sepas que se te acabó la tranquilidad para el resto de tus días. Y es verdad, estás pendiente de ellos para siempre, siempre seremos sus padres.

¿Echas algo de menos de tu vida anterior?
La capacidad de improvisar. Antes podías decidir que te ibas de un día para otro. Ahora es más complicado. Otro cambio importante es el sueño, no sólo las horas de sueño sino la manera de dormir. Al final siempre tienes una oreja puesta en la habitación de al lado. Y también tus prioridades, sin duda nos son las mismas con ellos.

¿Cómo compaginas trabajo con los niños?
Soy abogada. En el mundo de los abogados no hay horarios así que aprendes a organizarte. De momento creo que lo estoy consiguiendo compaginar bastante bien. He reducido mi jornada y así puedo llegar antes a casa para estar con ellos. Además mi profesión me permite poder trabajar desde casa a cualquier hora. Le dedicas muchas horas al trabajo pero si te organizas bien y además hay comprensión por parte del despacho, consigues conciliar tu vida familiar con la profesional, sobre todo ahora que son tan pequeños y necesitan que estés por ellos.

¿Cuál es tu momento favorito con los niños?
Jugar con ellos. Estar todos juntos en familia y poder enseñarles cosas. Nos gusta hacer muchas actividades con ellos: ir a ver títeres, a los payasos, talleres, exposiciones…me gusta que descubran cosas nuevas y además yo me lo paso muy bien también con este tipo de actividades. Llevarlos al circo por ejemplo es tan divertido para ellos como para mi, y me encanta verlos disfrutar y sorprenderse.

¿Y los nombres, cómo surgieron?
Desde siempre sabíamos que si teníamos una niña y se llamaría Lucía. Nos gusta como suena y lo que significa. Y a pesar de que es un nombre ahora popular, seguimos con la idea. Mucha gente me pregunta que por qué yo llamándome Reyes, que es un nombre menos común, no le había puesto uno más diferentes, pero la verdad es que no podíamos pensar en nuestra hija con otro nombre, lo teníamos clarísimo. Con Guille nos costó más decidirnos por el nombre. Al final ganó Sergio. A él le gustaba y me convenció.

¿Cómo te gusta vestirlos?
No soy de vestirlos con colores estridentes. Creo que les visto como me vestiría yo. Clásico, sport y cómodo para que puedan jugar bien. Este jersey gris, por ejemplo, yo podría tener uno igual.

Y para terminar, qué es lo que más te gusta de Lucía y lo que más te gusta de Guille.
De Lucía su picardía y sus ocurrencias. De Guille su sonrisa, como se ríe…bueno, los dos se ríen mucho, la verdad.

Créditos:
Fotografías de
 Mireia Rodríguez

Un comentario

  1. […] cada mujer, tal y como nos explican las protagonistas de nuestras entrevistas “Mama&Kids”: Reyes Crous, Eli S y Eli G, y Cristina Ramos nos ofrecen también tres visiones personales de lo que ha […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *