8 noviembre 2017 Mama & Kids

Maternidad y conciliación en la Gran Manzana

Por Txell Hernandez
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Arianna Tettamanzi es una diseñadora gráfica y fotógrafa barcelonesa que ya hace 10 años que vive en la Gran Manzana. Lleva una vida envidiable junto a su marido y a sus dos hijos, Tommy de 10 años y Sienna, de 5. 

Nueva York es una ciudad vibrante, estimulante y maravillosa donde no dejan de suceder cosas ni un solo segundo. Un lugar maravilloso aunque también parece ser un sitio donde encontrar equilibrar la balanza entre vida profesional y familiar no es tarea fácil. Hablamos con ella sobre maternidad y conciliación.

Sienna luce pantalón pitilllo denim de TOUS Baby que puedes comprar aquí y camiseta con oso de strass también de TOUS Baby, disponible aquí.

¿Siempre habías querido tener hijos? 
Sí, ¡siempre! 

¿Cuando se te despertó el instinto maternal?
Creo que desde muy pequeña. Me acuerdo perfectamente no tener muy claro qué profesión quería ser de mayor pero sabía que quería ser madre. 

¿Cómo fue tu embarazo?
¡Muy bueno! No tuve mareos, ni vómitos… todo lo contrario, me encontraba más bien que nunca. Tuve mucha suerte, fui muy feliz durante mis embarazos.  

Y el parto… ¿lo planificaste?¿Crees que es importante hacerlo?
Me apunté a unas clases de tonificación especializadas para el embarazo y para una maternidad positiva y un parto más fluido.

¿Ser madre es diferente a lo que te imaginabas?
La maternidad es agridulce. Me imaginaba que sería duro pero nunca me imaginé que sería tan gratificante. Para mi, ser madre es sin duda lo mejor que me ha pasado en la vida. La sensación de protección a un hijo es como un sexto sentido que solo aparece cuando somos madres, un sentido que viene desde lo más básico de la naturaleza.

¿Qué es lo que más te gusta de ser madre?
El amor incondicional. Los abrazos, besos, mimos, carcajadas. 

¿Y lo que menos? 
¡No dormir por las noches! 

¿Cuál es el mejor consejo que te dieron?
Durante esa etapa de poco dormir y de días duros y largos, alguien me dijo “los días son largos pero los años son cortos”. Hay que disfrutar al máximo de la vida con tus hijos porque se hacen mayores ¡en un abrir y cerrar de ojos! 

 

Y si tuvieras que dar algún consejo, tú ¿cuál darías?
No existe la perfección ni la madre perfecta. Vamos aprendiendo sobre la marcha, y así tiene que ser. Fracasar es parte de la vida, si no fracasas no aprendes, y si no aprendes no puedes cambiar.

¿En qué cosas te ha cambiado ser madre?
Trabajes o no fuera del hogar, tienes que hacer multitud de cosas y todas a la vez, establecer prioridades, ser más eficaz y resolutiva y tomar decisiones en décimas de segundo.

Todas las fotos son de Mireia Rodríguez.
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *