22 marzo 2017 Mama & Kids

Mejor no pestañear con la pequeña Anita

Por Elena de Mamá Pato
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Anita viste set de bodies Fly Rosa de TOUS Baby que puedes comprar aquí

Los días y las semanas pasan a veces demasiado deprisa. Esta frase que acabo de escribir, podríamos aplicarla para muchas personas y momentos, pero sin ninguna duda cuando tenemos un bebé en casa.

En un abrir y cerrar de ojos, casi sin darnos cuenta, van pasando los meses y lo que era un pequeño bebé que prácticamente se pasaba el día durmiendo, hoy es ya un pequeño personaje que interactúa con sus papás y sus hermanos.

Desde siempre Anita ha sido una niña muy simpática, desde que tenía un mes, a poco que le hiciéramos alguna carantoña, su cara se iluminaba al momento. Han pasado ya 9 meses desde que nació y ya es capaz de demostrarnos todos sus estados de ánimo, y ojito con llevarle la contraria, porque ya va demostrando que va a ser una niña con carácter.

En pocas semanas ha pasado de no tener más intención que la de comer y dormir, a querer conocer todo lo que le rodea. No le basta con que le enseñemos algo, necesita agarrarlo y si puede meterlo en la boca para ver si eso también se come, porque mamá le va preparando cosas muy ricas. Todo lo que está a su alcance es presa fácil y no puede resistirse. Igual pasa con sus hermanos y con las mascotas que tenemos en la casa.

A veces mi marido y yo pensamos que Pipo y Martina, que son nuestros perritos, tienen un lenguaje secreto con Ana. A poco que nos descuidamos están jugando juntos. Ana se pone literalmente a gritar cuando ve la posibilidad de cogerles las orejas a los perros, y hasta hace muy poquito, parece que fue ayer, no sabía ni que vivían con ella bajo el mismo techo.

Con respecto a la comida tenemos claro que a Ana le va a gustar todo, se le nota en la cara que está deseando ser mayor para poder comerse todo lo que le ve a sus papás y hermanos, se relame cuando no tomamos helados y cosas de ese estilo. Su mirada dice bien a las claras que la vida es muy injusta y que ya debería tener todos sus dientecitos para comerse esa patata frita que su hermana Carmen está masticando delante de ella.

Vajilla de bebé gris de TOUS Baby que puedes comprar aquí

Procura gatear, e incluso ponerse de pie, y no puedo sino sentirme muy orgullosa de que cuando dice “mamá”, creo que lo dice con su sentido verdadero, no porque ha unido dos sílabas al azar.

Pelele corto Glaç Gris de TOUS Baby que puedes comprar aquí

Todo esto como he dicho antes, era impensable que mi niña pudiera hacerlo hace unos pocos meses. Me hace muy feliz esta evolución natural, pero a la vez, y seguro que me entendéis, me da un poco de pena y miedo que crezca tan rápido que me pueda llegar a perderme algún momento especial. Así que “mejor no pestañear”.


Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Un comentario

  1. Mercedes dice:

    Me ha encantado este post!!! Cómo pasa el tiempo, de verdad!!! Es una reflexión que nos hacemos todos. Y las fotos muy bonitas. Transmite gusto y mucho estilo esta chica!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *