12 marzo 2015 Mama & Kids

Paula Pellicer, fotografiando recién nacidos

Por Estel Vilaseca
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

A las afueras de Barcelona nos recibe en su bonita casa de campo Paula Pellicer, embarazada de ocho meses. Interiorista de formación y ahora fotógrafa especializada en recién nacidos, afirma nada más empezar a charlar que el nacimiento de su primera hija Martina llevó su vida hacia caminos absolutamente inesperados. Después de trabajar muchos años como interiorista se quedó en el paro. Su marido y ella bromeaban sobre qué vendría primero, si un bebé o el trabajo, y llegó el bebé y con él muchos cambios. Charlamos con ella sobre su familia, su profesión y las sorpresas que regala la maternidad.

¿Qué significó la llegada de Martina en tu vida?
Tener un bebé me cambió la vida. Fue un punto de inflexión. Me cambió la profesión, me cambió la manera de ver la vida…me lo cambió todo en realidad.

Explícanos un poco más en qué consistió este cambio…
Cuando nació Martina quería hacer un book “New Born” con una fotógrafa que me gusta mucho y cuando la niña tenía cuatro o cinco meses pensé que a lo mejor me podría dedicar a ello…visto así en la distancia suena muy atrevido, pero en ese momento no me lo pesé. Y le empecé a hacer fotos a mi sobrina, a una amiga, a mi vecina… A una amiga le gustó y se ofreció a hacerme la página web. Y es que en realidad creían más en mi los demás que yo misma. (Ríe). Y me sorprendió la respuesta de la gente después, es algo que lo tenía en mi interior. La verdad es que nunca hubiera pensado que acabaría siendo fotógrafa de recién nacidos y embarazadas. ¡Una sorpresa!

Explícanos un poco más en qué consiste esto de ser fotógrafa “New Born”.
Suelo hacer unas primeras fotos de la madre embarazada entre la semana 30 y la 36. Es un proceso muy bonito. Algunos de los que vienen no se han hecho fotos desde la boda! Otros vienen muy predispuestos, con ideas y sugerencias. Una vez ha nacido el niño, intento hacer las fotos del recién nacido entre los primeros 7 y 15 días, ya que el bebé tiene entonces una postura más fetal, duermen profundamente. Lo primero que les digo es una sesión de paciencia, podemos estar de dos a cuatro horas, y dejamos las fotos más complicadas para el final.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
Pues una de las cosas que más valoro es poder combinármelo a mi gusto, y por lo tanto tener más tiempo para la familia.

Continuará…En el próximo post descubriremos la relación de Paula con Martina, su hija de dos años y medio.

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

4 comentarios

  1. […] Paula Pellicer, su hija Martina de dos años y medio le cambió la vida. Nos lo contaba en su post de presentación. Unos pocos meses después de tenerla, empezó por hobby a hacer fotos de recién nacidos a amigos […]

  2. […] Pellicer, su hija Martina de dos años y medio le cambió la vida. Nos lo contaba en su post de presentación. Unos pocos meses después de tenerla, empezó por hobby a hacer fotos de recién nacidos a amigos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *