16 febrero 2015 Mama & Kids

¿Por qué la lactancia materna es tan importante?

Por Silvana del Val
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

¿Por qué la lactancia materna es tan importante? | TOUS Baby

Aunque muchos crecimos a golpe de biberón, la lactancia materna vuelve a estar en auge después de que matronas, médicos y la Organización Mundial de la Salud se hayan puesto de acuerdo en que es lo mejor para el bebé. Debido a sus beneficios, la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé y combinación de leche y alimentos complementarios a partir de los seis meses y hasta los dos años.

Como todas las decisiones que atañen a la educación de nuestros hijos, las madres tenemos siempre la última palabra, se trata de una decisión personal y libre. Algunas mamás no se sienten cómodas con ello. Y por supuesto, por mucho esfuerzo y empeño que pongamos no siempre es posible hacerlo y es importante no sentirse culpable. Dicho eso, ir predispuesta e informada nos ayudará a que las posibilidades de éxito hacia la lactancia sean mayores. Para ello la OMS y UNICEF recomienda iniciar el amamantamiento durante la primera hora de vida. Ahora la mayoría de hospitales tienen muy en cuenta este protocolo poniendo al bebé encima de la mamá para que éste de forma instintiva busque el pecho e inicie sus primeras succiones.

cojin_lactancia_materna_05

Rostros conocidos como Gisele Bundchen o Miranda Ker reivindican su derecho a la lactancia a través de las redes sociales.

Practicar el amamantamiento exclusivo, sin ni siquiera agua; dar el pecho a demanda, es decir, sin horarios preestablecidos, sino simplemente cuando el niño lo reclame ya sea de día o de noche; y no utilizar ni biberones, tetinas o chupetes, son otras de los consejos que nos dan para facilitar el aprendizaje de la lactancia materna. A pesar de que los beneficios y las premisas son claras, en un interesante artículo de El Mundo titulado “Las mentiras de la lactancia”, según el Instituto Nacional de Estadística, en España sólo el 53% de bebés recibe lactancia materna a los tres meses. Aunque este hecho probablemente también venga motivado por la cada vez más temprana incorporación de la mujer al trabajo después de dar a luz, por lo que es importante que ésta se apoye desde el ámbito laboral, en el artículo pone de relieve como la desinformación y los falsos mitos contibuyen al abandono. A las que vayáis a ser madres, os lo recomiendo.

Personalmente, una de las cosas que más me ayudó a prepararme para la lactancia cuando estaba embarazada de mi primera hija fue toda la información que nos ofrecieron a mi marido y a mi durante el curso de preparación al parto. La matrona insistió mucho en lo importante que era dedicarle tiempo y esfuerzo durante las primeras semanas, y algunas madres con experiencia embarazadas de su segundo hijo nos advirtieron que al principio no es nada fácil. Efectivamente, no es hasta el segundo mes que una, algo más recuperada, consigue disfrutar de la lactancia. Para aquellas a las que la experiencia se complica, existen fundaciones como Alba Lactancia materna que ofrecen teléfonos y grupos de ayuda. Echar mano de las mamas con experiencia que tengas cerca, para que te ayuden si lo haces bien o no, puede ser otra vía para evitar el abandono.

    ¿Por qué la lactancia materna es tan importante? | TOUS Baby ¿Por qué la lactancia materna es tan importante? | TOUS Baby ¿Por qué la lactancia materna es tan importante? | TOUS Baby ¿Por qué la lactancia materna es tan importante? | TOUS Baby

En TOUS y pensando en facilitar el momento de la lactancia tenemos el cojín de lactancia que es de gran ayuda para dar el pecho, aportando sensación de bienestar y descargando el peso en las piernas. También es muy útil para dar el biberón de manera relajada al pequeño. Lo puedes comprar aquí.

Dicho todo esto, a continuación os detallamos los enormes beneficios que la lactancia materna.

Beneficios de la leche materna para el bebé

– Proporciona los nutrientes necesarios e imprescindibles en la proporción y temperatura adecuados. La dosis justa de carbohidratos, proteínas y grasas que tu bebé necesita. Además los cambios de sabor según la alimentación de la madre preparan al bebé para aceptar una variedad de alimentos mayor.

– Se digiere mejor y más rápido, de manera que previene al bebé de diarreas, estreñimiento y cólicos.

– Es higiénica. Olvídate de lavar los biberones, olvídate de calentarlos a la temperatura justa…dónde quieras, cuando quieras, cuanto quieras.

– Proporciona anticuerpos y protege al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas. Previene alergias y reduce el riesgo de enfermedades como la obesidad o la diabetes.

– Menor incidencia de la muerte súbita.

– Promueve el desarrollo sensorial y cognitivo.

– El acto de succión favorece el desarrollo de la mandíbula, los dientes e incluso el habla.

– Crea un vínculo afectivo entre madre e hijo que contribuye a una mayor autoestima del pequeño y a la relación con la madre.

– Una mejor salud a largo plazo. Los adultos que fueron amamantados suelen tener menos colesterol, obesidad y una tensión arterial más baja.

Beneficios de la lactancia para la mamá

– Una mejor recuperación tras el parto. La succión estimula la producción de hormonas que contraen el útero, reduciendo el sangrado postparto y una pronta recuperación.

– Ayuda a perder peso. Dar de mamar consume entre 450 y 500 calorías al día.

– Disminuye el riesgo de osteoporosis, cáncer ovárico y mamario.

– Es un ahorro de tiempo y dinero. La leche materna es gratis y no necesita de ningún tipo de preparación.

– Ayuda al descanso. La hormona que estimula la producción de leche, la prolactina, tiene un efecto relajante en madre y bebé.

– Ayuda a evitar la depresión postparto y favorece apego con el bebé gracias a la hormona de la oxitocina, relacionada con sentimientos positivos.

Para terminar, nos encantaría conocer tu propia experiencia. Tú, ¿Le diste de mamar o optaste por el biberón? ¿Cuál fue el momento más difícil? ¿Valió la pena? Me encantará oír tu opinión.

Fuentes: OMS, inatal.org, Dar de Mamar, MedlinePlus, Kidshealth.org
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *