21 Julio 2017 Mama & Kids

Interiorismo y yoga, dos de las pasiones de Esther

Por Txell Hernandez
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Esther ejerce como diseñadora de interiores desde hace más de 10 años. Dice que su amor por el espacio y la forma en que lo habitamos le viene de pequeña. Es la mayor de tres hermanas y su padre, ebanista de profesión, las crió en su taller. Entre juguetes fabricados con los desperdicios de la madera y la proximidad a la naturaleza que le regalaban sus veranos en la casa de campo familiar, es fácil imaginar de dónde surgió su vocación.

Afirma que en el diseño de espacios y mobiliario ha encontrado una forma natural de expresión creativa que combina dos de sus pasiones y que la devuelve a sus orígenes.

A lo largo de todos estos años, he aprendido a amar el espacio, a escucharlo, a entender que es responsable de acompañarte en tus procesos, pero sobre todo, estoy aprendiendo que la vida es un cambio constante y con cada paso, sientes que un nuevo universo se abre frente a ti.

Su espíritu curioso e inquieto la ha llevado a profundizar en la búsqueda de si misma y la ha llevado al Yoga. En el último año se ha sumergido de lleno en su filosofía y beneficios y le ha servido para tomar conciencia de ella misma. Tanto es así, que está trabajando en un futuro proyecto que aúne todas sus facetas: el diseño, el espacio y un estilo de vida basado en la salud y el bienestar físico y emocional.

Alma luce zapatillas de TOUS Baby.

¿A qué te dedicas?
Soy diseñadora de interiores y de mobiliario, profesión que compagino con mi trabajo de madre.

¿Cómo definirías tu trabajo?
Interpreto los deseos y necesidades de las personas que quieren construir su hogar, trato de sorprenderles, yendo más allá, siguiendo los preceptos estéticos y los valores éticos que me caracterizan. Mi intención es hacer su sueño realidad, poniéndole alma al proyecto.

Alma viste conjunto de short y camiseta de TOUS Baby que puedes comprar aquí.

¿Dónde aprendiste esta profesión?
Cursé estudios de interiorismo en la escuela BAU en Barcelona, aunque mi padre era ebanista y pasé largo tiempo de mi infancia en su taller.

¿Cuándo y cómo nació en ti el amor por el diseño?
Creo que crecer en el taller sembró una primera semilla en mi, aunque no fue hasta mucho después, cuando llegué a Barcelona, desde mi ciudad natal, Terrassa, que sentí el deseo de trabajar con los espacios que habitamos. Recuerdo cuando llegué por primera vez al Borne. Cada callejuela contaba una historia, cada edificio.

En la habitación hay lámpara quita-miedos en forma de oso de TOUS Baby.

¿Cómo es un día normal en tu vida?
Me levanto muy temprano y preparo a Alma. Dani la lleva al autocar del cole y yo me voy a Yoga. ¡Empiezo el día con la practica! Después vuelvo a casa y me preparo un súper desayuno imperial. Es la comida más importante que hago al día y la que más disfruto. Trabajo desde casa y desde hace poco, he logrado ser súper disciplinada y no levantarme de la silla para hacer ninguna tarea doméstica.

Las tardes las ocupo con Alma, son para ella, así que mi día laboral acaba a las 4pm y empieza mi función de madre. Me gusta que así sea, me gusta poder combinar las dos cosas. Crece demasiado rápido y no quiero perderme ni un solo momento. Me divierto mucho con ella, aunque a veces es duro, porque las horas de trabajo son pocas y puedo llegar a estresarme cuando tengo puntas de trabajo. El día pasa fugaz y cuando eres madre, sientes que el tiempo se escapa de las manos. Son demasiadas obligaciones, responsabilidades…Un ejercicio que me ayuda es desconectar del trabajo cuando estoy con ella.  Me tomo algún día a la semana para comer con amigas, ¡me encanta hacerlo!

Después de un baño y la cena, cada día leemos junto con Alma algún libro, o bien Dani o bien yo. Cuando Alma duerme, aprovecho para leer, o simplemente tener un espacio para estar conmigo.

¿Cuáles son tus trabajos favoritos?
Casa Eames / Case Study House nº8, en Los Angeles California, del arquitecto Charles Eames; La casa de la cascada, de Frank Lloyd Wright; La Ricarda, de Antoni Bonet; La fábrica-taller de Ricardo Bofill…y un extenso etcétera.

¿Cuáles son tus referentes estéticos?
Debido a mi formación, tengo mucha influencia de la Bauhaus y, en definitiva, del racionalismo.  También hay aspectos del brutalismo, que me inspiran. Como por ejemplo, la idea de dejar los materiales en bruto. Alison y Peter Smithson, son un gran referente para mi. Actualmente me interesa mucho el land design.

¿Dónde encuentras la inspiración a la hora de elaborar tus diseños?
En la calle, en mis viajes, los lugares que me rodean, libros…

¿Cuál es el proyecto profesional del que te sientes más orgullosa?
Un edificio que entregué a finales del año pasado en la Barceloneta. Se trataba de proyectar “hogares” en 30m2. Todo un reto.

¿Qué ideas de futuro tienes?
No me gusta pensar mucho en esa idea, este ultimo año de mi vida he aprendido a vivir el momento presente, el aquí y ahora, sin crearme demasiadas expectativas y sinceramente, ¡funciona! Me siento tranquila y segura de que vendrá lo que necesite en cada momento. El universo proveerá.

Aún así, como ya comenté anteriormente, en esta etapa de mi vida, la creación de un proyecto que fusione mi profesión, con un estilo de vida sano es mi prioridad. Hay varios bocetos ya rondando en mi cabeza, que espero que pronto vayan tomando forma y se materialicen.

Todas las fotografías han sido tomadas por Mireia Rodríguez.
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *