27 marzo 2015 Moda

Como enseñar a comer a tu bebé

Por Silvana del Val

A partir de los seis meses es cuando se recomienda la introducción de los alimentos sólidos. Es en este momento cuando el bebé se involucra más en el proceso de comer y se inicia un apasionante aprendizaje. Manejar la cuchara se convierte en toda una aventura y el descubrimiento de nuevos gustos y texturas es una gran sorpresa después de los meses con alimentación exclusiva con leche…Pero llegado a ese mundo nos preguntamos: ¿Cómo enseñar a comer a mi bebé?

Si tienes tiempo (y paciencia!), lo mejor es que los dejes experimentar. Sus mejores aliadas serán sus manos con la que las primeras semanas se pondrá perdido. Pero gracias a ellas también recibirá mucha información acerca de la comida a través del tacto. Para que pueda coger bien los alimentos con los dedos hay quienes recomiendan ofrecerle al bebé trozos de verdura cocida que pueda agarrar él mismo con autonomía, es lo que en Estados Unidos se conoce como “Baby led weaning”.

El pediatra Carlos González ha sido uno de los impulsores de esta metodología que evita los triturados y propone pasar directamente a comida en trocitos que come toda la familia: “Los niños a los seis, los ocho y los nueve meses están deseando llevarse a la boca comida normal.” explica en Amor Maternal. En este sentido, la pediatra Ana Martínez añade en lne.es, que al año de edad el bebé debería comer ya lo mismo que el resto de la familia.

Se recomienda empezar con verduras cocidas como la patata, la calabaza, el calabacín, el brócoli o la zanahoria; pasta cocida, jamón de York y tortilla francesa en trocitos…en definitiva alimentos que sean fáciles de coger con los dedos. Es importante evitar alimentos duros como frutos secos, zanahoria o manzana cruda que pueden provocar asfixia.

Ofrecerle la cuchara como juguete antes de los seis meses puede ser una buena manera para que se anime a utilizarla. Que tenga su propio plato también le hace sentirse independiente e involucrado con el momento de la comida. La mayoría de bebés tienen mucha iniciativa, así que si animas al tuyo verás que muy pronto podrá comer solito.
Y para terminar…paciencia, mucha paciencia, es probable que durante los primeros meses de este arduo aprendizaje acabes con papilla en la ropa cada dos por tres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *