20 noviembre 2017 Moda

Miedo a la segunda vez

Por Marta Sanabria | @mumandhome
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Los miedos de una segunda maternidad no son los miedos de la primera, seguro que muchas estaréis de acuerdo conmigo. Ya no se tiene miedo al parto, a no ser que tuvieras una mala experiencia en el primero, ni a la lactancia materna, porque sabes que podrás solucionarlo de un modo u otro. Ni siquiera te preocupa cuántas horas dormirás, porque sabes que hasta las noches en vela y los cólicos acabarán pasando de largo.

Mi miedo ahora es por ella, porque no lo pase mal, porque no se sienta desplazada ni pueda dudar un segundo que ya no la queremos tanto. Me dicen por activa y por pasiva que, llegado el momento, querré a los dos por igual, que sabré repartir mi tiempo y daré a cada uno el lugar que necesita. Pero yo ahora sólo la tengo a ella, mi mundo gira en torno a este terremoto de menos de un metro, y se me parte el corazón de pensar que no acepte la llegada del nuevo bebé.

En los últimos meses se ha hecho mayor de repente. Ya no queda prácticamente nada de aquel bebé inseguro que lloraba todo el tiempo y eso me produce una mezcla de alegría y tristeza que no se puede explicar… ¿Quién sabe? Quizá cuando nazca el hermanito quiera imitarle en todo y eche de menos esta etapa.

Lo que sí tengo claro es que, pasado el shock inicial, va a ser la mejor hermana mayor del mundo. Ese instinto maternal y protector que tiene y que le sale de dentro casi desde que tuvo su primer peluche nos deja más que pasmados. Quiere a sus bebés de juguete como si fueran sus hijitos, les viste, les acuna, les pasea y las da el bibi a todas horas.

Y, a pesar de mis miedos, reconozco que muero de ganas de verles jugar juntos. De compartir momentos de complicidad con Lolita, de que se abracen y se me pare el corazón.

Si cierro los ojos e imagino estos besos y esta sonrisa multiplicados por dos, todos mis temores se esfuman. No hay miedo que pueda superar tanto amor.

Puedes seguir a Marta en su blog y cuenta de Instagram.


Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *