24 noviembre 2017 Moda

La práctica del Mindfulness para niños

Por TOUS Baby
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

El concepto mindfulness apareció hace relativamente poco tiempo a nuestras vidas pero todo apunta a que ha llegado para quedarse. Esta práctica tiene su origen en la meditación y la sabiduría budista y se refiere a la capacidad de mantener actitudes y pensamientos que nos retrotraen a un estado de paz, serenidad y sosiego internos. Las personas que consiguen dominar el mindfulness son capaces de favorecer los pensamientos positivos y de evitar aquellos que les hacen infelices. Por ello, es especialmente recomendable para encontrar el propio norte, evitar el stress o superar una situación dolorosa.

También para niños

Los beneficios que aporta el mindfulness no son solo para los adultos sino que los niños que lo practican consiguen excelentes resultados. Aprendiendo a controlar su mente dejan de mostrarse inquietos y dispersos y consiguen focalizar su concentración para cultivar pensamientos positivos que les hagan cada vez más felices. Este estado de calma y relajación al que se llega gracias a esta práctica favorece incluso que los niños tengan un sueño más plácido (con todos los beneficios que ello conlleva tanto para su organismo como para el bienestar de todos los miembros de la familia).

La meditación es una herramienta sencilla y eficaz, que se adapta perfectamente a las necesidades de los pequeños y les puede aportar beneficios inmediatos.

Son tantos los puntos favorables que aporta la meditación y el mindfulness para los niños que  cada vez son más las escuelas que incluyen estas prácticas en su currículo. Con ello consiguen unos alumnos felices, concentrados y más receptivos al aprendizaje.

Foto: Headspace for Kids

Recomendaciones

En la actualidad estamos viviendo un pequeño boom y es relativamente fácil dar con libros y Apps que ahonden en este tema con informaciones para los padres y ejercicios para hacer con los niños. Un buen libro para iniciarse, que ha adquirido gran popularidad, es Tranquilos y atentos como una rana de Eline Smel. Esta publicación ofrece historias y ejercicios simples y breves que los niños podrán practicar a diario. Está dirigido a minis de 5 a 12 años y a sus padres, que pueden acompañarlos en su práctica.

Foto: Cubierta del libro

Una App de lo más recomendable es Headspace for Kids, la versión infantil de la popular y premiada aplicación para meditar, Headspace. La App está dirigida a niños y niñas a partir de 3-4 años (incluye ejercicios para tres grupos de edades distintos: menores de 5, de 6 a 8 y de 9 a 12 años). De forma intuitiva y atractiva permite a los padres y madres enseñar a sus hijos aspectos fundamentales de la meditación a través de ejercicios respiratorios. Una buena forma de pasar un tiempo de calidad con nuestros hijos aprendiendo algo en familia.

Foto: Headspace for Kids

Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *