28 noviembre 2017 Moda

Los mejores tips para viajar con niños

Por Alicia Soler
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Creo que los viajes y los planes en familia son de las mejores cosas que les podemos regalar a nuestros hijos durante su infancia. Generamos recuerdos en base a experiencias vividas junto a ellos que seguro serán inolvidables y les servirán para crecer como personas. Viajando se ven otras formas de vida y culturas, nuevos idiomas y costumbres que nos enriquecen y fomentan el respeto y la tolerancia. Yo busco una educación para mis hijos basada en el “ser” en lugar del “tener”, en la familia, en el respeto, en el asombro, en el disfrutar de las cosas sencillas… y una pequeña parte de todo eso nos lo aportan los viajes en familia. Por eso siempre que podemos intentamos hacer alguna escapada.

Disfrutar de un paisaje, visitar pueblos bonitos, probar un postre típico, escuchar historias de castillos o una vieja leyenda, paradas improvisadas para ver los animales que encontramos por el camino… Viajar nos une y nos hace felices.

Por supuesto, eso no quita que a veces resulte complicado. Es necesario tiempo, organización, días libres en el trabajo, dinero, buena salud, ganas y si se trata de niños pequeños, además de todo esto que no es poco, necesitaremos una gran dosis de alegría y paciencia. ¡Nadie dijo que fuera fácil!

Si ya os habéis decidido y tenéis en mente alguna pequeña o gran escapada con los peques puede que esta guía os ayude a que esos días en familia sean un éxito para todos.

Preparativos en casa

1. Lo primero sería la elección del destino y recabar toda la información posible para cerciorarnos que efectivamente el lugar elegido nos resultará cómodo para ir con niños. Clima, festividades, actividades infantiles, accesibilidad con carritos, plan B en caso de mal tiempo…

2. Tema maletas. Qué difícil nos resulta a veces llevar sólo lo indispensable pero hay que intentarlo para no cargarnos de trastos. A mí me funciona dejar los conjuntos previamente pensados e intentar que sean intercambiables entre sí, por si se mancha solo una parte, la otra la podremos utilizar para otro día. Les llevo un conjunto por día más una o dos mudas por si acaso, también dependerá de los días que estemos fuera o de la edad del niño. Siempre pienso que a una malas podremos lavar alguna mancha en el alojamiento.

3. Para hacer más partícipes a nuestros hijos los días previos al viaje podemos buscar con ellos imágenes del destino por internet y preguntarles cómo se lo imaginan, pensar planes juntos… Es un buen momento para explicarles que para llegar a esa ciudad se tarda muchas horas y que es importante que estén tranquilos y se porten bien durante el trayecto.

4. Les podemos sugerir a los niños que se preparen una mochila con “sus cosas” para el viaje. Puede incluir algún peluche, chupete, mantita, cuento, su neceser, botella de agua… Además sus juguetes favoritos les darán más confianza y familiaridad para sentirse casi como en casa.

5. No podemos olvidarnos de preparar un botiquín con medicinas básicas tanto para niños como para adultos, tiritas, pomada para chichones y las tarjetas sanitarias.

El bebé luce conjunto de jersey y pantalón corto de TOUS Baby que puedes comprar aquí.

Durante el viaje en coche/tren/avión

1. Ponerles ropa cómoda para el viaje, incluso el pijama para que si llegamos tarde al hotel los podamos llevar directamente a la cama.

2. Si es un viaje largo tener preparado un kit de entretenimiento que puede incluir papel y lápices para colorear, puzzles o pegatinas si se viaja en tren o avión. La tablet con juegos o con sus películas preferidas, canciones infantiles, podcast de cuentos… Nosotros usamos la aplicación iVoox para ponerles los cuentos de toda la vida. Si te descargas los audios previamente no haces uso de los datos móviles y los pueden escuchar en cualquier parte sin necesidad de tener conexión a internet.

3. Llevar un picoteo fácil de comer en el coche.

4. Intentar hacer paradas en algún lugar donde puedan correr y estirar las piernas o aéreas de servicio con parque/zona de juegos.

5. Muy importante, ¡ir con tiempo!

Conjunto de jersey y pololo de TOUS Baby disponible aquí.

En el alojamiento

-Valorar la opción de alojamiento que resulte más cómoda según las circunstancias de cada familia. Es verdad que alojarse en un hotel es genial por la comodidad, el servicio de habitaciones o los desayunos pero nosotros últimamente siempre elegimos la opción de alquilar apartamento por todas las ventajas que tiene. Nos permite tener más espacio, varias habitaciones, disponer de una cocina para no estar siempre comiendo fuera (que con niños agota mucho además del ahorro) y poder preparar biberones o papillas para los bebés.

2. Asegúrate que el alojamiento tenga todo lo que necesites, que sea accesible para carritos por ejemplo, que tenga utensilios de cocina, sábanas y toallas o cuna para bebés. Cuantas menos cosas tengamos que traer de casa mejor que mejor.

3. Para esos días elaborar un menú saludable pero fácil de preparar y de comer para ellos.

4. En la medida de lo posible mantener sus rutinas de comida y sueño para evitar que se alteren y se encuentren demasiado cansados durante el día.

En el destino

1. Evitemos los lugares donde los niños se pongan nerviosos como colas interminables, museos, restaurantes masificados… Seguramente nos dejemos muchas cosas interesantes por ver pero tenemos que ir mentalizados que es un viaje con niños y se trata de disfrutarlo con ellos.

2. Llevar una mochila encima con todo lo necesario para un día de turismo, suéters, muda, pañales, toallitas, comida para picar, agua, crema solar…

3. Alternar planes culturales con otros especialmente pensados para los niños como por ejemplo, paseos en barco o trenecito, tiendas de juguetes, museos infantiles, visitar mercadillos, parque de atracciones, ver animales, alquilar bicis…

4. Intentar que los niños se interesen por lo que están viendo. Fomentar su curiosidad para que valoren lo bonito del viaje, animarles a probar comida típica del lugar o contarles pequeñas historietas o detalles curiosos de lo que visitamos para captar su atención.

A la vuelta

Llega la parte dura de volver a casa, deshacer las maletas, poner lavadoras y volver a la normalidad pero seguro que tenemos la mochila llena de anécdotas, momentos de caos que al recordarlos te ríes y muchas cosas aprendidas. Y seguro que todo habrá valido la pena.

1. Podemos comentar con nuestros hijos las anécdotas del viaje, preguntarles qué es lo que más les ha gustado, qué diferencias han visto respecto a su ciudad.

2. Pueden hacer un dibujo de las cosas que han visto para llevarlo a clase y enseñarlo a sus amigos.

3. Y por último mi propósito de todos los viajes, hacer una selección de fotos e imprimirlas en un álbum. Sin duda, son recuerdos para toda la vida.

Puedes seguir a Alicia en su blog y cuenta de Instagram.


Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *