6 julio 2017 Moda

Victòria Peñafiel, una madre y fotógrafa que es pura inspiración

Por Txell Hernandez
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Foto: Victòria Peñafiel

Esta mujer es lo más parecido a un súper héroe que conozco. No, no es que lleve una capa y un antifaz y luche contra los villanos, sino más bien por el hecho de hacer un montón de cosas y hacerlas tan bien, con tanto amor y pasión.
Profesional con talento, cuentista de historias, creadora de recuerdos y madre de una gran familia. Diferentes parcelas de su día a día que se entrelazan en una vida de lo más inspiradora. La entrevistamos para saber qué hace, cómo se organiza y su fórmula infalible para ser mujer, madre y profesional.

Foto: Victòria Peñafiel

¿Quién es Victòria Peñafiel?
Una mujer multiusos, que trabaja como fotógrafa de partos, bebés recién nacidos y familias, pero que también hace las veces de traductora por las noches y que comparte cinco hijos con su pareja.
¿Cómo surgió tu especialización en recién nacidos?
Cuando me interesé por la fotografía no me llamaba la atención especialmente el retrato, pero al tener mi tercer hijo y descubrir este género (el de la fotografía de recién nacidos) me pareció visualmente muy atractivo poder recrear posturas como las que los bebés tenían en el vientre materno. Mi profesionalización fue un proceso paulatino y, en cierto sentido, casual. Con el tiempo también he abierto mi campo y ahora mismo estoy tratando de abrir el camino de la fotografía de partos como especialidad, aunque soy consciente de que será largo y aún queda mucho por recorrer.

Foto: Victòria Peñafiel

 ¿Qué te aporta a nivel personal tu trabajo?
Disfruto tremendamente centrándome en el bebé y la familia que tengo delante, pero especialmente el bebé. Me parece fascinante ver a nuevas personas, todavía tan indefinidas, sin connotaciones, sin condicionantes… tan “por descubrir” en todos los sentidos. Y, al mismo tiempo, aprender a ver en ellos cosas que les hacen únicos, no solo físicamente, sino también rasgos primarios de carácter. Cada bebé reacciona distinto a los estímulos. Nunca sabes lo que te vas a encontrar ni por dónde te llevará, por lo que me gusta dejarme ir y que cada sesión tenga un resultado fotográfico distinto. Con el tiempo he dejado de planificar y voy a lo que surja. Y luego está el aspecto más psicológico de relación con las mujeres recién paridas y todo lo que conlleva la maternidad, es un tema que me apasiona y no puedo dejar de escuchar los testimonios de cada familia. Todas lo vivimos de formas distintas, y en muchos sentidos no es solo una vivencia sino todo un proceso de cambio de mirada.

Foto: Victòria Peñafiel

 Háblame de tu proyecto Dits Petits, ¿en qué consiste?, ¿cómo surgió?
Dits Petits se inició como un proyecto personal compartido con una compañera fotógrafa, Mireia Navarro, y actualmente se ha transformado en una Asociación en la que colaboran fotógrafos de todo el territorio español. Ofrecemos un servicio de fotografía gratuito para retratar a las familias que tienen a sus hijos ingresados en una UCI neonatal. La idea surgió a raíz de compartir nuestras experiencias personales, ya que tanto mi compañera como yo habíamos tenido a un hijo ingresado en la UCIN y sabíamos que en esos momentos lo último que se te ocurre es hacer fotos. Pensamos que la fotografía podría aportar mucho bienestar a esas familias, además de contribuir a normalizar una situación que se suele vivir con mucha angustia.

Foto: Mireia Navarro

 ¿Siempre habías querido ser madre de familia numerosa?
Para nada. De hecho, no quería ni ser madre. Pero la vida da muchas vueltas y, sin comerlo ni beberlo, fui sumando hijos. Es cierto que la infraestructura de una familia numerosa es compleja, pero la enseñanza vital que ha supuesto no la cambio por nada. Ha rebajado mi listón de la autoexigencia y me ha permitido vivir con serenidad situaciones aparentemente desquiciantes 😉 La realidad es que formamos un gran equipo con mi pareja, nos apoyamos mutuamente y así logramos que funcione todo el engranaje familiar.
 ¿Qué es lo que más te gusta de tener una gran familia?
Me gusta el hecho de que no tienes tiempo para aburrirte. En realidad, a veces, eso mismo no me gusta nada, porque te abruma; pero la sensación de estar continuamente arropada y rodeada de gente creo que genera una calidez humana preciosa. Aunque nos falten metros cuadrados para tener un poco de aire para cada uno, ser testigo de la diversidad de caracteres, miradas, necesidades… al final, es como un pequeño ecosistema que tiene un poco de todo.

Foto: Victòria Peñafiel

 ¿Qué relación existe entre los hermanos?
Hay de todo: algunos se llevan mejor, otros tienen caracteres que chocan más… lo bonito es que siempre puedes “cambiar de aires” y jugar con otro. Siendo más pequeños, cuando los tres mayores iban al parque, no necesitaban a nadie más para entretenerse. Al llevarse poco tiempo (3 niños en 3 años) han formado un grupo muy unido. La cuarta es niña y la integraron rápidamente en el grupo, pero quizás con un sentimiento más de protección hacia la pequeña. Y el quinto… está por cumplir el año, pero apunta maneras. Vamos sobrados de besos, abrazos, risas y complicidades. Y algún que otro empujón, grito y golpe también, para qué negarlo.

Foto: Victòria Peñafiel

 ¿Cómo consigues encontrar el equilibrio entre vida profesional y familiar?
Es un tetris muy complicado y no exento de pantallas fallidas. Como comentaba antes, rebajas el nivel de autoexigencia y renuncias a muchas cosas, tanto en el ámbito profesional como en el familiar y de pareja. Lo bonito de trabajar por tu cuenta es que eres “dueña” de las 24 horas del día para organizártelas como mejor te convenga, así que intento tomármelo al pie de la letra para que mis continuos malabarismos me permitan encontrar el equilibrio. Por supuesto, hay momentos de todo, pero en conjunto estoy feliz.

Foto: Victòria Peñafiel

Puedes seguir a Victòria en su cuenta de Instagram y blog.
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *