8 noviembre 2016 Moda

Vivir con gusto y cómo afrontar los terribles dos

Por Olga de Vivir Con Gusto
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone
los_terribles_dos_tous_baby_022
Son tiempos de cambios pequeña, ya no eres un bebé aunque si por mi fuera te llevaría en brazos toda la vida. Las chicas grandes no usan pañal, comen solido y solitas, duermen en cama y no en cuna, hasta se lavan los dientes… Supongo que habrá mil cosas mas que ahora no se me ocurren pero solo con lo escrito ¿como no voy a entenderte? Tiene que ser difícil pasar de bebé a niño, aceptar tantos CAMBIOS físicos y emocionales, así que voy a tener paciencia, a entenderte y a no quejarme tanto de tus rabietas, tus “yo solita” y tus “no, no y no”! ¡Bienvenidos terribles dos!
No digo que vaya a dejarte ser la reina de la casa, tu tratarás de buscar nuestros límites y nosotros te lo daremos… pero no a fuerza de riñas y castigos, trataré de comprenderte, calmarte y abrazarte siempre que sea necesario.
los_terribles_dos_tous_baby_02
¿Habíais escuchado hablar de LOS TERRIBLES DOS? 
 
¡Yo nunca! Como madre primeriza de un bebé tan bueno, cuando Alejandra hizo más o menos 18 meses, me pilló desprevenida. Debo reconocer que a veces me ha desbordado, he gritado más que ella si me ha pegado, me he desesperado intentando levantarla del suelo de un supermercado… mil historias que la mayoría de vosotros habréis vivido alguna vez.
los_terribles_dos_tous_baby_04
los_terribles_dos_tous_baby_03
¿Pero sabéis que? Es parte de su proceso de crecimiento, una etapa que pronto pasará, no podemos hacer nada por evitarlo así que vamos a intentar llevarla lo mejor posible para todos.  Nosotros somos los adultos en esta relación, que se note, debemos ser consecuentes y aunque es normal que de vez en cuando nos enfademos y nos quejemos, también es nuestra obligación acompañar al peque en este proceso, hacer lo posible por que lo lleve lo mejor posible.
los_terribles_dos_tous_baby_05
¿Cómo afrontar los terribles dos? 
NO GRITAR, responder a una rabieta con otra rabieta no te llevará a nada, tú tienes el control, ¡que se note!
NO CEDER, Se puede ser firme sin levantar la voz. Si ante una rabieta siempre acabamos cediendo a sus peticiones, van a asociar esa como la manera de conseguir lo que se proponen. En mi opinión esa conducta sería la más irresponsable por parte de los padres, es muy fácil darle a un niño siempre todo lo que pide pero luego no te quejes si cuando es adulto tu hijo se ha convertido en un tirano.
los_terribles_dos_tous_baby_07
los_terribles_dos_tous_baby_06
CAUSA – EFECTO. Esta bien que experimenten las consecuencias sus actos. No siempre es posible pero si por ejemplo no quiere peinarse no saldremos al parque. Para esto hay que tener tiempo, yo muchos días acabo peinándole sin su consentimiento, entreteniendola con algo, pero esta bien que de vez en cuando vea que si no deja que la peine voluntariamente no vamos a ir al parque o a hacer eso que tanto le gustaría. Los niños son pequeños pero no tontos así que un día alargará el pulso, pero seguro que al siguiente se lo pensara dos veces.
ALTERNATIVAS, ellos quieren ser mayores, independientes, si le das alternativas hay menos posibilidades de rabieta y del temido NO, NO Y NO.  “Cariño vamos a cenar, ¿vas a querer pinchar solita o prefieres que te ayude un poco?”.
RECONOCIMIENTO, no te olvides valorar las cosas que hace bien, eso de dará seguridad.
PACIENCIA, si todo lo de arriba no os funciona esto es lo que os va quedar, jajaja, mucha paciencia. Vamos a intentar ver el vaso medio lleno, porque también es una etapa divertidísima y los peques están más salados que nunca, además, como mucho ¡a los 3 años esto pasará!! (o eso espero).
los_terribles_dos_tous_baby_09
los_terribles_dos_tous_baby_08
los_terribles_dos_tous_baby_10
@vivircongusto (www.vivircongusto.com)
Compartir
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someone

Un comentario

  1. Sheila Garcia dice:

    Tienes toda la razón hermana hay que tener paciencia, pero de eso en nuestra familia tenemos poca…jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *