12 abril 2017 Moda

Seis trucos para que tu bebé duerma mejor

Por TOUS Baby
Compartir

Si estás leyendo este post probablemente sea porque eres una recién estrenada madre y tengas mucho sueño. Te sientas agotada y busques la forma de ayudar a tu hij@ a descansar mejor. Te damos seis trucos para que tu bebé duerma mejor.

Te lo avisaron cuando estabas embarazada pero igual preferiste pensar que era una leyenda urbana o te convenciste pensando que tú tendrías más suerte. Lo cierto es que los casos de bebés a los que les cuesta conciliar el sueño y que tienen despertares frecuentes durante la noche, son de lo más habituales.

Los expertos coinciden en que el sueño es un proceso evolutivo que va cambiando a lo largo del tiempo  y que, la mayoría de niños, no adquieren un sueño normal (digámosle “adulto”) hasta los 5 o 6 años. No te asustes, hasta entonces hay muchas cosas que podéis probar y que seguro harán que tu bebé se duerma con mayor facilidad y de forma más profunda.

Respetar sus horarios

Es tentador esperar a que llegue papá de trabajar o a los abuelos que vienen de visita o cualquier otra persona. Pero hay que tener en cuenta que los bebés tienen un horario interno estricto y temprano.

Es importante ceñirse a sus horarios y no hacer variaciones por muy fin de semana o vacaciones que sean. Ya tendrán tiempo de socializar o de ver mundo más adelante. Ahora mismo lo prioritario son ellos mismos y respetar unos horarios que, sin duda, van alineados con las pautas de sueño.

La importancia de las rutinas

A los bebés les encantan las rutinas. Es su forma de entender el mundo, saber qué ocurrirá y prepararse para ello. Una buena rutina que favorezca un sueño placentero puede ser cenar, bañarle, jugar un poco, leer un cuento con la luz baja, cantar una nana, unos mimos y a dormir. ¡Buenas noches bebé!

Crear la atmósfera adecuada

El dormitorio del bebé debe adecuarse para convertirlo en el lugar ideal para dormir, una especie de santuario del sueño ¿Cómo se hace eso? En primer lugar verificando que tenga una temperatura ambiental adecuada (entre 20 y 25ºC según la época del año).

También es conveniente crear un ambiente que invite a dormir con un nivel de oscuridad que propicie el sueño (unas persianas o cortinas pueden marcar la diferencia). Asimismo hay que tener en cuenta la cuna que tiene que se cómoda y confortable, tener una ropa de cama que se ajuste bien y que abrigue lo necesario y que esté libre de cojines, almohadones y peluches.

Acostarle al primer síntoma de sueño

Los bebés coinciden en su forma de actuar cuando tienen sueño. Al primer indicio en que veas a tu pequeño frotarse los ojos, poner cara de cansado o tener un llanto quejumbroso parecido a un mantra; no esperes más y acuéstale. Es de vital importancia que lo hagas antes de que esté demasiado cansado ya que, al contrario de lo que pueda parecer, a un bebé demasiado cansado normalmente le cuesta más conciliar el sueño.

No ponerle a dormir justo después de comer

Poner a un bebé a dormir inmediatamente después de haber comido no es una buena idea. El pequeño puede padecer regurgitaciones o tener problemas de digestión que le impidan dormir de forma plácida.

Elegir la ropa adecuada

A todos nos gusta dormir vistiendo un pijama cómodo que siente como un abrazo. Una pieza que nos permita libertad de movimientos mientras dormimos y que favorezca una temperatura corporal agradable. Los bebés deben llevar un pijama de su talla (ni demasiado grande ni demasiado pequeño) que cumpla con todos los requisitos anteriormente mencionados.

La nueva colección de pijamas de TOUS Baby es ideal para acompañar a los bebés en sus horas de sueño y hacer que caigan en los brazos de Morfeo de forma placentera.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *